jueves, 2 de enero de 2014

Canelones de calabacín


Un día decidí probar a hacer unos canelones rellenos de calabacín en lugar de los típicos rellenos de carne, y fue todo un éxito. Pablo me los pide constantemente; la última vez se llegó a comer 11 canelones, y eso que nunca se ha caracterizado por comer demasiado bien. Esta es la receta:
Ingredientes:

- Pasta para canelones (15-20 u.)
- 1 ó 2 calabacines
- Salsa 4 quesos para pasta (vale cualquiera de las que existen en el mercado, aunque en caso de no disponer de ella o preferir hacerla en casa, yo utilizo algún queso cremoso, tipo Philadelphia (4 cucharadas soperas) y/o quesitos (4 unidades) y lo pongo en una sartén al fuego con nata (200 ml.) hasta conseguir una consistencia densa)
- 500 ml. bechamel (se puede comprar hecha o hacerla en casa con mantequilla, harina, leche y una pizca de sal)
- Queso rallado
- Tomate frito

Elaboración:

- Cortar el calabacín en taquitos muy pequeños
- Preparar la pasta para canelones tal y como indica el paquete
- Mientras, rehogar el calabacín en un poco de aceite.
- Cuando empiece a coger color, añadir la nata líquida poco a poco, los quesitos, el queso Philadelphia y un poco de queso rallado o la salsa cuatro quesos en caso de disponer de ella.
- Remover hasta conseguir una pasta más o menos espesa.


 - Rellenar los canelones con esta pasta.
- En caso de hacer la bechamel casera, este es el momento. Si se utiliza un bote de bechamel comprado, pasar al siguiente paso.
- Poner los canelones en una fuente y cubrir con la bechamel mezclada con un poco de tomate frito.


- Espolvorear queso rallado por encima y gratinar en el horno durante unos 7 minutos.



Ahora ya están listos para comer

No hay comentarios:

Publicar un comentario